Welcome

Es lo que hay…

Éste no es un simple blog más con contenido alineado a una sola temática. Es un espacio virtual de puro desahogo de una escritora obsesiva, diagnosticada con Trastorno Bipolar Tipo 1, que está tratando de abrirse camino en el mundo editorial como novelista, pero es lo que hay…

A veces, una hace lo mejor que se puede en la vida con lo que se tiene a la mano: amigos, parejas, familia, trabajo, sexo, viajes, salud emocional y mental, y esa lucha incansable por el temor infundado y equivocado de vociferar sin remordimiento que somos feministas, pero no de ésas que buscan vulnerar al hombre cegadas por un sentimiento de poder y superioridad; nosotras comprendemos que el Día de la Mujer es una conmemoración a todas aquellas mujeres que, desde principios del siglo XVIII, han peleado arduamente por nuestros derechos, nuestra libertad y nuestra integridad; buscamos simplemente una equidad de género; no sentir miedo al caminar solas en la calle, ni de noche ni de día; ansiamos un lugar valioso en el mundo profesional y terminar con la discriminación laboral y el acoso sexual; merecemos el reconocimiento del maravilloso milagro que nos distingue de poder engendrar vida y nutrir un hogar; y anhelamos un buen hombre que nos trate con respeto, pueda admirarnos, impulsarnos y convertirse en nuestro #partnerincrimen que, así como puede proteger y consolarnos, también nos enamora con sonrisas seductoras, conversaciones profundas y gestos románticos, es un amante pasional y nos permita caminar a su lado, como una dupla. Sin olvidar, por supuesto, la existencia necesaria de la otredad en una sociedad individualista, digital y fugaz. Es indispensable y valioso mantenerse como un ser propio, dueño de sí mismo, compartiéndose de manera libre y auténtica con el otro, y lograr una relación que tenga como único fin ser una sana, justa, recíproca, divertida, romántica, sexual y pasional; con altibajos y fricciones naturales, pero con la solidez de navegar, de pronto, en aguas turbulentas y evitar el naufragio…

Pero en lo que encontramos a ese #partnerincrime, se desatan infinidad de aventuras al hacer lo que se puede con lo que el universo te avienta, en realidad, en tu camino de la carrera de la vida, y con una condición tan divertida como lo es el Trastorno Bipolar acumulas grandes historias de amor, sexo, aventuras, locura… Y este tren acelerado de pensamiento que nos caracteriza, regala profundas reflexiones y muchas horas de trabajo, pero no soy tan especial (a pesar de ser minoría y formar parte de estadísticas mundiales), sé que allá afuera existen millones de mujeres haciendo lo que mejor pueden en la vida con lo que hay (también los hombres).

Relatos salvajes y subversivos pretenden retratar la complejidad que, hoy en día, enfrenta el género femenino, sin importar sus coordenadas geográficas, edad, preferencia sexual, estado civil, inteligencia y salud emocional, más nuestra respectiva neurosis. Encontrarán risas, lágrimas pero, sobre todo, una voz libre, sin miedo a las palabras, a la vida y a la muerte, porque en mi existir, eso es lo único que hay…