Si se tratara de mí…

Dr. Jaime Federico Rebolledo Mota

Compañeros,

Ante la contingencia del Cov19 quiero felicitarlos por el compromiso y responsabilidad que despliegan contra el virus y las carencias para enfrentarlo, además de resistir a los medios de desinformación. Por su esfuerzo y compromiso les doy las gracias.

Leer más “Si se tratara de mí…”

No hay final

Fernando Carreto

Tras horas de bloqueo en la biblioteca, el cubículo se siente como una ziploc sellada y los lentes como un metal pesado sobre la vista. A Carmen, en vías de graduarse, le asfixia su falta de inspiración frente a la pantalla de la computadora. Decide salir de esa prisión plástica e ir en busca de un final para su historia, que tampoco tiene aire y necesita respirar, sin pensamientos que le estorben o notas que intoxiquen su imaginación.

Leer más “No hay final”

Endulzar la amargura

R2 Mora

En estas semanas he podido oír historias de personas que cuentan la amargura por lo que pasan. Yo mismo he sentido esa amargura que desencaja el rostro, pone vidriosos los ojos y los transforma en pequeños ríos. No es fácil recobrar el ánimo en estos tiempos solamente con frases motivacionales repetidas por nuevos emisarios del éxito empresarial y de falsos profetas, que anuncian con tonos melosos y pretendidamente místicos, que todo esto pasará por decreto.

Leer más “Endulzar la amargura”

La dosis hace al veneno

Filosofía de nuestra #reinamaeve

«La dosis hace al veneno», nos dijo Paracelso -el alquimista- hace más de 500 años. Esta frase me llegó como una revelación y desde entonces la he aplicado como principio de vida. ¿Qué sería el veneno en este caso? El veneno en este caso serían los excesos o los extremos.

Leer más “La dosis hace al veneno”

El Covid19 y la revolución del cibersexo

Michel DeSavant

El cibersexo empezó en los años 90’s como una de las grandes corrientes de la revolución del internet. Y, ¿por qué no? A final de cuentas, los seres humanos somos seres sexuales y cualquier nueva tecnología inmediatamente la usamos para satisfacer nuestros deseos y perversiones.  Y si bien no se puede comparar con una caricia, con un beso profundo, con lo tibio de una piel pegada a nuestra carne, con los labios lamiendo un clítoris pulsante o un pene erecto, o con la penetración en lo más intimo de nuestro cuerpo, el cibersexo ofrecía grandes ventajas como encontrar parejas (o tríos o grupos) en lugares remotos y hasta exóticos, el total anonimato que ofrece estar tras la computadora o el celular, y la seguridad de no exponerse a enfermedades de transmisión sexual, entre otras.

Leer más “El Covid19 y la revolución del cibersexo”

Mentiroso

#poesíamaldita

Desde el martes no logro dormir bien.
Me han dicho sin palabras los hechos… Me han dejado como un pendejo. Entre las miradas y el tacto, siempre vuelvo detrás de esa línea.
Una que no se ve, pero que existe, es tangible su materia. Me consuelas sin darte cuenta de la lástima que generas.
Tal vez y mi camino sea ese, el ahogarme cada noche en lágrimas antes de dormir. Pensando en ti, pero sobre todo en mí.
Narcisista, egoísta, realista. Pues es mi tiempo, es mi eterna búsqueda de ese lugar donde pueda ser quien quiero.
Reconozcan mi valor y nobleza al llamarme así, necesito de ti. Y aunque sé que tú mientes, tú sí sonríes.
¿De dónde saco la fuerza? ¿Dónde está la tan anhelada “indicada”
Mis lágrimas cubren el papel, la tinta se disuelve con ellas y me hizo comprender que, escribirte a ti… Es seguir con esa verdad.
La que me hace dormir muy pocas horas y descansar de la realidad. Escuchar a Paganini y volver a curar, rehabilitar mi tinta.
Lo soy, porque por años he buscado, sin realmente buscar… Pues no quiero que llegues aún, todavía necesito seguir escribiendo. Muriendo.
Porque confieso amarte y necesitarte, cuando en mi mente está el “¿cómo asesinarte?


-Duerme desde el martes.

Bicho

***

Visita el blog de Bicho

Las últimas lágrimas

Fernando Carreto

El agua dejó de correr por el río que atraviesa la ciudad imperial. El reino entero comenzó a secarse. Por los cauces sólo desbordaba la angustia de los campesinos y arrieros que veían caer a sus animales sobre las piedras calientes, desnudas bajo los rayos inclementes del sol.

Leer más “Las últimas lágrimas”