Guía práctica para ser ninfómana Parte 1

#yoconfieso

¿Mito? ¿Enfermedad? ¿Libertad sexual? Puede ser cualquiera de las tres, no lo niego… Porque hasta ahora no he conocido a otra mujer que se clame a sí misma como ninfómana; reconozco que puede ser una patología grave en algunas otras, pero quisiera creer que es nada más libertad sexual… Yo soy ninfómana por decisión…

leer Más

Erotismo como impulso de vida

#yoconfieso

Literatura erótica o cine erótico son ya lugares comunes que remiten al sexo de manera inmediata… sabes que ese libro tiene historias de sexo y esa película tiene escenas de cama… el sexo vende y vende muy bien, así logré la atención de muchos lectores y seguidores, y así fue también como uno de los libros con muy poco valor literario, escritos en el siglo XXI, se convirtió en best-seller mundial. El sadomasoquismo no incluye vuelos en helicóptero para cenar en un restaurante lujoso en la ciudad más romántica del mundo, con un hombre millonario, exitoso y, además, guapo… eso NO existe, no es real… son los lugares comunes que arrastran a millones de personas a ver escenas ardientes en una sala de proyección o leer fantasías y perversiones sexuales ajenas… y el erotismo poco tiene qué ver con el sexo… muy poco…

leer Más

Detrás de cámaras de un Club Swinger – Parte 2

#yoconfieso

Al momento que abrieron a la una en punto de la madrugada las puertas del playroom, las parejas caminaron hacia él. Entras a un plano casi astral. En un cuarto enorme sólo hay camas gigantes, potros del amor, columpios sexuales, VIP rooms, espejos, una luz tipo neón, pero tenue, y música ligera a un volumen discreto. Todos entran con una sonrisa en la cara y, de manera civilizada, arranca la orgía…

leer Más

Detrás de cámaras de un Club Swinger – Parte 1

#yoconfieso

Cuando estás por llegar a los 40, ya no existe mucha posibilidad (y es, más bien, nula) de vivir “primeras veces” en los asuntos de alcoba; y como buena cazadora de historias y con el corazón aventurero que atesoro, recuerdo muy seguido la película (casi de culto) de Stanley Kubrick: Eyes Wide Shut.  Desde aquella tarde que la vi a mis escasos 20 años, se convirtió en mi más perversa fantasía sexual, pero jamás se lo propuse a mis parejas cuando era más joven; sabía que sería un tanto descabellado y políticamente incorrecto decirle a un novio que cogiéramos con otras personas y, además, vernos mientras lo hacíamos y, peor aún, disfrutarlo. Hace apenas unos meses, convertí en realidad la fantasía sexual arraigada en mis sueños desde hace mucho tiempo…

Leer más “Detrás de cámaras de un Club Swinger – Parte 1”