El mito de la monogamia

Michel DeSavant

Es sumamente difícil saber con precisión cuál es el nivel de infidelidad en la sociedad occidental moderna, no sólo porque a muchas personas les es difícil admitir en entrevistas o cuestionarios que le han puesto el cuerno a sus parejas, sino porque mientras más mayores son las parejas (y por tanto han tenido más tiempo de tener sexo extramarital) también tienden a ser más conservadoras. 

Diferentes estudios apuntan a niveles de infidelidad, que van desde un 30% hasta casi un 60% de infidelidad.  Esto quiere decir que la infidelidad es en realidad, la norma, y no la excepción. Pero aún más sorprendente es que los niveles de infidelidad no son tan diferentes entre hombres y mujeres, lo que va en contra de los estereotipos aceptados. Según los diferentes estudios ¡los hombres son solamente alrededor de un 10% más infieles que las mujeres! En realidad eso es lógico, es una cuestión de matemáticas:  la proporción de hombres y mujeres infieles, al final, pues debe ser más o menos equilibrada, ¿no?

La realidad es que, hombres o mujeres, a los seres humanos nos gusta fornicar, y nos gusta fornicar mucho y con mucha gente (el tema de esparcir nuestro ADN).  Y más allá de los datos duros, informalmente, cada vez escuchamos más de amigas y amigos cercanos que “se avientan una canita al aire” o que necesitan tomar un respiro. Pero independientemente de la fuente, o de la seriedad de los datos, algo es innegable: la infidelidad, o el sexo extramarital, como formalmente se le denomina, es un fenómeno que es endémico en las sociedades modernas.

Pero, ¿cuáles son las razones por las que los índices de infidelidad son tan altos en la sociedad y el mundo actuales? Muchos analistas apuntan a varios y diversos factores: erosión de valores, expectativas irreales en el mundo moderno, un crecimiento en el individualismo y el egocentrismo, mayor exposición a mensajes sexuales, etcétera, etcétera, etcétera.  Sin embargo, la infidelidad ha existido desde siempre (no cometerás adulterio…), los hombres han buscado romances y prostitutas desde el ocaso de la humanidad (la profesión más antigua), y las mujeres sólo han sido fieles en sociedades en donde las oprimimos, las encerramos o las vestimos con un saco de papas con agujeros.  Yo propongo una idea diferente: los altos índices de infidelidad, así como fenómenos como el divorcio o las relaciones alternativas (swingers, poliamor, matrimonios abiertos), son el resultado de la misma naturaleza humana, junto con la obsolescencia de la institución matrimonial en sociedades democráticas, liberales e igualitarias modernas.

Autores como Yuval Noa Harari o Christopher Ryan nos explican que el ser humano nunca evolucionó para vivir en parejas monógamas, y antes de la aparición de la propiedad privada, éramos felices copulando con todos los miembros del sexo opuesto en nuestra tribu, y con muchos del mismo sexo también, sin prejuicios ni tabúes.  Nuestra anatomía, nuestra psicología y nuestra cultura han evolucionado para que seamos seres altamente sexuales, capaces de coger todos los días, a todas horas y en todas las temporadas.  Fieles o no, seguimos sintiéndonos atraídos por otras personas.

Así que, queridos lectores, si ustedes, como la estadística lo indica, alguna vez han tenido un affair, si se han echado “una canita al aire”, o si obsesivamente piensan en alguien que no es su pareja mientras se masturban, no se acongojen.  No son gente mala o inmoral, simplemente, es nuestra naturaleza.

***

Michel DeSavant es escritor y psicólogo. Su libro de poesía se puede encontrar aquí.

Autor: Escritora Sx Bipolar

Creative writer, bookworm, Netflix junkie, cat-lover, ballet enthusiast and tobacco is my fucking addiction...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s