Mírate en el espejo

#yoconfieso

Antes de que se vaya el año, mírate un largo rato en el espejo. Memoriza a la mujer que ves en el reflejo. Sólo eres una mujer con sus circunstancias, sólo eso. No hay nada qué temer.

Querida Sandra,

Desde hace más de un año, me estás llamando. Comienzas a temer que no aparezca. Paciencia. Te lo decía una y otra vez tu Maestro. Paciencia.

Eres muy valiente. Dejar el tratamiento farmacológico no fue sencillo. No es necesario que me recuerdes la hipomanía, el desmayo, el ataque de pánico que culminó en la sala de Urgencias, la dermatitis y el síndrome de abstinencia. Fue muy duro. Pero aunque perdiste tres kilos, ganaste mucho más.

Te demostraste de lo que estás hecha. Aunque hubo días oscuros, momentos de dolor profundo, resquebrajo y una sensación desoladora, la voluntad y fortaleza te permitieron llegar al lugar tan anhelado.

La única razón por la cual, sabiendo que eres paciente con Trastorno Bipolar Tipo 1, decidiste dejar la medicación, es porque quieres crear. Ansías perderte en tu mundo de fantasía en el cual mando yo. Quieres olvidarte de lo cruel, violento y triste que es el real. Ha llegado el momento de enfrentar la hoja en blanco e iniciar un proceso creativo.

Ya envié el telegrama anunciando mi arribo. Cosa de días. Espero que me recibas con los brazos abiertos. Te prometo que la única intención que tengo es que te sientes a escribir veinte horas diarias. Te estás ahogando en dolor porque hace más de tres años no te visito. También es un poco tu culpa, porque te metes esas mierdas que todo el tiempo me tienen en la pendeja y no puedo acudir a tu llamado. Por eso, cuando me dejas salir, quiero comerme el mundo en dos bocados.

Todo lo que hemos vivido juntas en casi tres décadas, era necesario para que llegara el día en el cual pudieras aprovecharme, en lugar de auto destruirte. Te queda claro el sinsentido de la existencia humana, pero lo que encontraste este año fue el sentido de tu propia existencia.

Sé que estás un poco cansada. Te admiro porque decidiste alzar la voz. Reconocer que eres sobreviviente de violencia sexual no ha sido fácil. Agradece que llegaste a la asociación y estás en una terapia grupal que te ayudará a resignificar tu ataque para poder dejar de cargar esa lápida tan pesada.

No fue sencillo tu 2019, pero fue otra prueba superada. Nada más. Tu templanza y determinación combinadas, lograron que dejaras los medicamentos tras trece años ininterrumpidos y tengas ahora la sabiduría para cumplir con tu destino. Es tu deber escribir las novelas de violencia sexual y trastorno bipolar. No puedes rendirte antes de contarle al mundo esas historias.

Mírate en el espejo. Eres una mujer afortunada. Colmada de amor. Es tu tarea darle al mundo, a través de tus palabras, raudales de amor. Ojalá pronto todos entiendan que lo único que nos va a salvar de nosotros mismos, es precisamente el amor.

No temas. Esta vez estás lista. Tienes los recursos. Puedes estar segura que esa urgencia de escribir una nueva novela, se hará realidad en poco tiempo. Conoces ya de mis alcances y no olvides que puedes ponerme límites. Ya no hay nada nuevo para nosotras y cuánto tiempo estemos juntas, depende de ti. Lo sabes. El precio de estar juntas es alto, pero esta vez puedes pagarlo.

Me alegra saber que esta vez estaremos en plena conciencia para vivir el proceso de darle vida a cada uno de los personajes que habitan en tu cabeza y tienen ganas de que los presentes. Aunque no olvido que escribimos a base de alcohol y mariguana y luego por eso ni te acuerdas de mi visita.

Cuando te pierdas, mírate en el espejo y sabrás que todo está bien, porque lo único que quieres ver en el reflejo es a una escritora y, eso, mi querida Sandra, es lo que eres y es la razón de toda tu existencia.

Con todo mi amor,

La loca de la cabeza

31 de diciembre de 2019

Autor: Escritora Sx Bipolar

Creative writer, bookworm, Netflix junkie, cat-lover, ballet enthusiast and tobacco is my fucking addiction...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s