Nadie merece esa muerte

#yoconfieso

No sé cuándo fue la primera vez que dije, sin miedo, que era feminista. Creo que lo he sido desde adolescente, gracias a la educación que recibí. Pero recuerdo que en aquellos días, desconocía el feminismo como movimiento social. Por supuesto que leía a Rosario Castellanos, Simone de Beauvoir, las hermanas Brontë, Virgina Woolf, Emily Dickinson, Sor Juana y muchas más, pero no tenía aún conciencia de lo que en verdad significa ser feminista. Y hoy, después de las más de siete mujeres que mueren al día en México por feminicidios desde hace muchos años, me percato con mucho dolor que aún no se escucha nuestra voz dentro del patriarcado y nos están matando sin piedad.

Aunque existen distintas épocas y corrientes feministas, y hoy en día algunas son muy radicales, lo cierto es que desde el siglo XVIII las mujeres han luchado por el reconocimiento y ejercicio de sus derechos. Aquellas valientes que se atreven a cuestionar y sobre todo a rechazar una vida abusiva y violenta.

Pero es alarmante la violencia de género. Las cifras aumentan día con día. Ya no son “las muertas de Juárez”, ya somos todas. Y hasta que no conoces a una mujer que murió por feminicidio, no vives el dolor de todos aquellos que han perdido a su hija, su hermana, su esposa… Ponerle cara y nombre a un feminicidio provoca un miedo profundo que se siente punzante en la boca del estómago. Todas somos víctimas potenciales desde que nacemos como mujer. Todas.

El sistema patriarcal me parece que ni siquiera está fisurado. Aunque es innegable lo que hemos logrado como mujeres por más de tres siglos, los hombres continúan con un sentimiento de superioridad frente a la mujer. Todos. No hay hombres feministas. Dejen de decirlo, por favor. Es una burla a nuestra lucha. Pueden ser empáticos y apoyarnos, pero jamás podrán entender el temor que ocasiona ser simplemente mujer. Es latente. Nunca se va y por eso decidimos defendernos, porque vivir con miedo es coartar la libertad. Así de sencillo.

Por todos lados está presente el machismo y me duele más reconocer que todavía existen mujeres que alientan estas conductas en los hombres. Me parece increíble que, ahora que soy blogger, cuando he recibido ataques por mis entradas, son mujeres quienes lo hacen. Es verdad que no hay peor enemigo para una mujer que otra que no sabe de sororidad y además impulsa al patriarcado. Me parece que son las más peligrosas, más que las feminazis. Por lo menos ellas se protegen entre sí y, aunque no comulgo con sus ideas tan radicales, una mujer que ataca a otra mujer es imperdonable.

El odio y la venganza que se perciben entre hombres y mujeres en redes sociales por los movimientos de denuncia anónimos, está complicando todavía más que se alcance la equidad de género, si fuese posible. Recuerdo hace unos meses una iniciativa en redes sociales de un grupo de hombres de “partirle su madre” a un hombre que estuviera abusando de una mujer. Ésa tampoco es la salida. La violencia genera violencia y nuestra lucha siempre ha sido pacifista y justo no queremos perpetrar la idea de que sólo un hombre puede salvar a la mujer. Nos queremos vivas, a pesar de ustedes.

La desigualdad que existe entre hombres y mujeres sólo demuestra que el patriarcado se sostiene aun cuando hemos luchado arduamente desde diferentes trincheras, la mía es la Literatura. Jurídicamente somos iguales con los mismos derechos y obligaciones, pero es obvio que los hombres gozan más de los derechos y las mujeres cargamos con muchas más obligaciones simplemente para continuar con el servilismo que esperan los hombres de una mujer. Un padre que cuida a su hijo no es un “buen padre”, es un padre que comparte la obligación de criar a una persona. No merece un premio.

La discriminación laboral y acoso sexual es cosa de todos los días para las mujeres y aunque poco a poco nos hemos adentrado en el patriarcado, hemos generado un empoderamiento real y nos resistimos a roles pasivos , no podemos llegar a los cimientos para en realidad derrumbarlo.

Me parece absurdo que sean mayormente hombres quienes deciden sobre los derechos de la mujer y su cuerpo. Y me aterroriza darme cuenta que el nuevo gobierno de mi país, además de ser por completo retrógrado, está tirando por la borda lo que habíamos logrado como mujeres unidas en contra del patriarcado.

Las cifras no mienten. En México, según la ONU, se estima que en los últimos 25 años ocurrieron más de 35 mil defunciones de mujeres con presunción de homicidio. Yo creo que son más. Hay muchas mujeres que desaparecen y nunca encuentran sus cuerpos. 63 de cada 100 mujeres de 15 años o más han vivido un incidente violento por lo menos una vez en su vida (emocional, económico, físico y/o sexual ).

Pero cuando te entregan la noticia de que una de tus amigas murió a causa de un feminicidio, todo deja de tener sentido. No hay palabras. Hoy siento terror simplemente de salir a la calle sola. Cuando “te levantan” sabes que vas a vivir una agonía violenta y dolorosa y nadie merece una muerte así.

Y las mujeres luchamos hasta el final. Lo que me quiebra en pedazos es imaginar qué pasaba por su mente mientras la violaban, la vejaban, la golpeaban y la torturaban. Estoy segura que ella no quería rendirse porque sólo pensaba en su esposo y sus hijos y se defendió hasta que con crueldad la mataron y la fueron a tirar a un terreno baldío.

Siento mucha rabia, impotencia y un profundo dolor al darme cuenta de la inhumanidad en las cual ya vivimos. Ya ni importa como tal el feminismo, ya ni siquiera sabemos de hermanazgo. La violencia ha existido desde siempre por la lucha del poder en el hombre. No sé en qué momento nos perdimos, pero si sé que estamos muy cerca del punto de no retorno y, por eso, además de ser feminista, otra de mis batallas es por el amor, es lo único que nos va a poder salvar de nosotros mismos, lo que ya no sé es si nos va a dar tiempo…

Autor: Escritora Sx Bipolar

Creative writer, bookworm, Netflix junkie, cat-lover, Ballet enthusiast, and tobacco is my fucking addiction...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s