Guía práctica para ser ninfómana Parte 2

#yoconfieso

No se trata de coger por coger, por instinto animal. El objetivo es generar noches de intimidad a lado de un hombre que te resulta atractivo. Después del cortejo y juego de seducción tan divertidos y sanos, si tu amante en turno decide llevarte a su cama, no lo dudes. Hazlo. Ningún hombre te dirá que NO a una noche pasional…

Yo tengo como ley de vida no involucrarme con hombres casados, no juego nunca con lo ajeno ni quiero esos karmas en mi deuda cósmica. Sororidad mujeres: no se agarren al hombre de otra, son dramas innecesarios, muchos resultan lastimados y no es un deal win-win.

El alcohol y las drogas no son amigos de la ninfomanía. Yo te aconsejo que no bebas de más o te drogues para tener sexo. Además de ser una situación de peligro y riesgo, coger con los amantes se hace estando sobrio y en un ambiente relajado. Y si estás en tus cabales, el goce carnal es inaudito. Puedes tomar una botella de vino con tu amante, en medio de una charla previa provocativa empapada de insinuaciones para brincar a la cama, pero el sexo es, sobre todo, algo lento, bajar y acelerar el ritmo, es un momento sumamente erótico, que debe disfrutarse desde que te toman de la cintura para besarte hasta el máximo placer de cualquier ser humano: un orgasmo.

De tus amantes no debes enamorarte. Eso es otra historia, y un tanto desconocida para mí, por lo mismo, me reservo mis ideas del amor y el otro. Si crees que puedes enamorarte, o se lo dices abiertamente o sal corriendo. No necesitas más corazones rotos en tu baúl de recuerdos. No tomes como reto si un hombre te confiesa que no quiere una relación de pareja, si lo piensas como reto, vas a resultar lastimada, porque es una postura sana y honesta en los hombres y casi nada o nadie los puede hacer cambiar de opinión.

Los amantes se dosifican. No son permanentes, son fugaces. Permites, además, que se acumulen el ansia y las ganas de estar juntos por esos periodos de tiempo que se cruzan entre un encuentro sexual y otro. No hay mensajes de buenos días en WhatsApp ni mucho menos lo invites a la boda de tu prima en Cuernavaca. No es tu novio. Es tu amante.

Busca sitios románticos para la cita previa a tener sexo en tu casa, en la suya o en algún hotel (les recomiendo el Hotel Pop y el V Motel). Puedes ir por unos tragos a un bar speakeasy, escuchar a una banda en un club de jazz o tomar una infusión en una linda cafetería. Busca sitios sin aglomeraciones, aunque sean los más IN del momento y, por lo tanto, son muy ruidosos. Primero debes conectar emocionalmente con tu amante y eso sólo se logra a través del diálogo. Sé paciente y guarda la calentura para después, el mejor fore play es una conversación profunda e interesante cargada de muchas risas.

La comunicación entre amantes es fundamental. Debe quedar muy claro el reglamento de juego para las dos partes, sin llegar a la firma de un contrato, pero una relación de amantes puede durarte toda la vida. Yo tengo uno desde hace más de 22 años, luego les cuento esa bella historia. Y esa conversación sostenla lo más pronto posible con tu amante, repito, no se necesitan más corazones rotos y a mis hombres amados, también les podemos romper el corazón y, lo peor, ellos no lloran, se lo guardan… y sufren en silencio.

El caso es que si quieres ser ninfómana y coleccionista de amantes con historias dignas de ser escritas, rompe el estereotipo y busca tu vida sexual de una forma libre, auténtica y pasional, la mereces. Aprende a seducir sin pena o con poder feminazi… las mujeres podemos ser cazadoras también, como las leonas que viven con el Rey de la Selva que sólo se las coge. Piensa un poco los temas para tener conversaciones divertidas, sé sutilmente una descarada que busca sexo por una noche y pasa un rato muy agradable previo a una sesión de sexo maravillosa, liberadora y multiorgásmica con tu amante.

Tips básicos para ser una verdadera ninfómana

En tu clóset debes tener tu little black dress, tacones de aguja y medias de red. Recomiendo maquillaje y peinados naturales. Less is more. La lencería debe ser muy sexy. Antes de que las feminazis me griten que sólo cosifico a la mujer como objeto de sexo, si se quieren vestir así, lo pueden hacer, pero si se quieren ir a la cita con el amante en jeans y hoody, también se vale. Eso es el atuendo, vístete como quieras y te sientas segura de ti misma, pero los hombres son visuales y si el paquete brilla, son más curiosos.

Si te agarra de sorpresa un encuentro con un amante y no estás depilada, no le des importancia, a los hombres les resulta trivial si no estamos depiladas perfectamente (no en todos los países es igual, pero a los mexicanos calientes, les vale madre si traemos un poco de vello corporal fuera de lugar).

Deja tus complejos afuera de la habitación y coge con la luz prendida. Los hombres, repito, son visuales y les excita ver a cualquier mujer desnuda, te prometo que no se fijan en la celulitis de las nalgas, no cuentan las estrías en la cadera y no notan los kilos de más… que no te dé pena decir lo que quieras qué haga o no contigo en la cama y pregúntale lo que él desea. Dar placer también es placer y fuente inspiradora para la vida…

… y simplemente imagínate como esa hada viviendo en un bosque encantado y disfruta tu ninfomanía con toda la libertad y placer que ni el mismo cielo podría guardar tanta gloria que representa tener una sexualidad libre y placentera.

Autor: Escritora Sx Bipolar

Creative writer, bookworm, Netflix junkie, cat-lover, Pilates enthusiast, and tobacco is my fucking addiction...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s