La realidad virtual, el otro y el amor Parte 1

#yoconfieso

El virtualismo es el proceso actual de alteración cultural bautizado por Guzmán Marín en 1999, desde entonces lo supo… no es un movimiento social generado por un grupo de intelectuales o provocado por una revolución industrial. La tecnología informática está causando en la mente humana y en la sociedad cambios radicales de imprevisibles consecuencias y hacen dudar si vivimos en una realidad o en un sueño programado; pero yo nos lo voy a llenar de teoría y datos duros, simplemente les voy a contar una historia…

Lo llamaré Sebastián. No. Mejor Luis. Alejandro. O Cristobal… Como tal, da lo mismo cómo llamarlo. Ahora que pienso cuál debe ser el nombre del personaje de esta breve historia, aparentemente ya no existe en la realidad, así que es irrelevante su nombre, pero para efectos de la misma, lo llamaremos Emiliano…

Apenas un par de meses atrás, en pijama, al igual que muchas personas, revisaba en mi celular redes sociales una noche antes de dormir y, de pronto, apareció la notificación de una nueva solicitud de amistad y rápidamente investigué quién era un probable y nuevo amigo. Emiliano. En ese momento, me ruboricé y la emoción invadió mi corazón. El dueño de mis primeros suspiros fue, precisamente, Emiliano. Recuerdo soñar despierta de niña en el salón deseando que Emiliano me pidiera casarme con él en la Kermesse de la escuela y cargara mi mochila para siempre.

13 años. Secundaria. Adolescencia y calentura. Quería saciar ese impulso con Emiliano, descubrir a su lado besos, caricias y sexo, pero mis padres me separaron de un posible novio al cambiarme de escuela y en mi época no existía el celular, tampoco las computadoras o las redes sociales. Se perdía por completo el contacto y, por ende, la relación. Con el corazón entristecido le dije adiós a Emiliano el último día de clases en la puerta del colegio.

25 años después, Facebook lo trajo al frente de mi vida… ¿serendipia? ¿casualidad? ¿broma cósmica? Quién sabe. No importa. Pero me comenzó a latir fuertemente el corazón cuando lo acepté como amigo y me ilusionó el poder retomar ese contacto que se perdió en nuestra adolescencia.

Pasé casi media hora estudiando su perfil hasta que caí dormida y todo me valió madre. Siguió mi vida y rutina. Trabajo. Escribo. Leo. Fumo mota. Como. Escribo más. Así pasaba días y noches (no me quejo para nada de mi vida ni la paso mal). Me olvidé por completo de Emiliano. Nuevamente ya metida en la cama, días después, Emiliano me regaló su primer Like y ya no quise dejar pasar la oportunidad. Abrí Messenger y lo saludé. Total. Si me dejaba en visto, ni lo conocía en realidad. 25 años no son en vano, no sabía ni quién o cómo era ahora que arañamos peligrosamente la cuarta década de nuestra vida. Todo era realmente virtual y a través de una pantalla.

Al día siguiente, Emiliano me regresó el saludo en el Messenger y, sin darnos cuenta, chateamos más de dos horas esa misma noche. La conversación no le causó sueño a ninguno de los dos y hablamos de todo y de nada. Riendo, nos invadía la curiosidad por el reencuentro inesperado y sorpresivo. Le confesé que había sido mi primer crush en la vida y, cuando caímos en cuenta de la soltería de los dos, apareció la coquetería entre nosotros. Pero todo seguía siendo virtual. Ni siquiera podía asegurar que Emiliano fuera Emiliano… todo era difuso… pero el chateo fue intenso por un par de semanas… le mandé mis mejores selfies y, además del virtualismo, había miles de kilómetros entre los dos. Emiliano vive en Barcelona y después de algunos días planeando todo un futuro juntos y fantaseando con un posible nuevo amor, gracias a las coincidencias de vida y la abundancia de lugares comunes entre nosotros, Emiliano me sugirió tomar un avión y pasar varios días con él en Barcelona…

to be continued…

 

 

Autor: Escritora Sx Bipolar

Creative writer, bookworm, Netflix junkie, cat-lover, Pilates enthusiast, and tobacco is my fucking addiction...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s